in

Guía de Supervivencia Básica para ARK: Survival Evolved

Con miles de horas de diversión en #Arkadia y luego de disfrutar viendo a los influencers más reconocidos de la comunidad hispanohablante haciendo su mejor esfuerzo para intentar sobrevivir en un mundo controlado por dinosaurios y otras misteriosas criaturas. Es normal que muchos nuevos jugadores quieran adentrarse en el fantástico mundo de ARK, pero al momento de dar el primer paso, sientan un poco de miedo a hacer el ridículo delante de esos amigos, que no van a dudar en reírse a carcajadas de tus primeras veces convirtiéndote en un aperitivo de un carnívoro prehistórico. Así que, debajo de estas líneas vamos a detallarte una serie de útiles consejos para que tu ingreso en ARK, sea algo más llevadero. Prepara el hacha y la lanza, ¡que los dinosaurios están en camino!

Al comenzar en ARK, tenemos la opción de personalizar a nuestro personaje. Normalmente optamos por brindarle a nuestro “yo” digital, un físico musculoso y envidiable. Sin embargo, muchos jugadores más experimentados recomiendan utilizar una filosofía diferente. Podrías optar por el viejo dicho “chiquito, pero poderoso” ya que la probabilidad de que otros jugadores te vean y te consideren una amenaza, con un modelo de personaje tan pequeño, es más baja. Además, te podrás camuflar fácilmente en cualquier entorno o situación. 

Una vez creado nuestro personaje, tenemos que recordar que los inicios nunca son fáciles, así que te recomendamos que empieces en un área alejada, sin tantos peligros y desafíos para poder comenzar a familiarizarte con el juego. Aunque tampoco hay que confiarse, aparecer en una playa paradisíaca, puede brindarte una falsa sensación de seguridad y quizás, quieras ir a nadar y explorar la costa. Esto puede ser un grave error, ya que puedes salir del agua con menos dedos de los que tenías al comenzar.

Dentro del juego, lo primero que debemos hacer es activar el modo aspiradora, y tratar de recolectar todos los recursos que estén a nuestro alcance. Luego, hay que buscar comida, ¡pero cuidado! ARK no es como ir a cenar un domingo a casa de tus abuelos, aquí no vas a poder comer de todo, incluido postre. En ARK, hay muchas bayas y frutos comestibles y curativos, sin embargo, hay muchos otros que NO LO SON. Siempre lee con atención las descripciones de los ítems.

En el menú, vas a poder aprender a crear nuevas estructuras y herramientas, en este caso debes priorizar la variedad. A no ser que juegues con un grupo cercano de amigos, es mejor ser bueno en todo, a ser experto en una sola cosa. Luego es el momento de construir un refugio para poner un poco de orden y estabilidad en el caótico inventario que posiblemente tengas. Esto es importante, ya que a medida que te adentres más y más en el universo de ARK, vas a conseguir más materiales y recursos, es por ello que el orden es fundamental. Por último, no te olvides de construirte una cama para descansar y tener un punto de respawn, ya que no hay nada peor que morir y no encontrar la casa que has tardado horas en construir.

Recuerden: siempre estar alerta, nunca subestimar a ningún dinosaurio y siempre utilizar cinturones de seguridad al realizar un vuelo en Pteranodon.

¡Hasta la próxima! 

La demanda de circuitos turísticos