in

En momentos de apuro, un préstamo rápido puede ayudar

Es evidente que las situaciones actuales no son buenas y las necesidades surgen justo en estos momentos.  Hay quienes han perdido su trabajo, a sus clientes o, peor, a familiares o amigos a causa de la pandemia originada por el COVID-19.

Esto ha hecho que algunas personas hayan tenido que destinar gastos a lo más básico, como comida, alquiler o hipoteca, pero también se hayan visto obligados a afrontar gastos innecesarios y, de un plumazo, se hayan agotado los ahorros.

Entre unas cosas y otras, la necesidad de liquidez está en boca de todos y los bancos tradicionales están viéndose desbordados en la solicitud de préstamos.  Otro problema añadido es cuando se ha tenido que dejar de pagar un recibo por la falta de dinero en un momento determinado y una persona es incluida en el listado de morosos conocido como ASNEF.  En este caso, las opciones se reducen considerablemente.

https://www.easyprestamos.com/ es una alternativa para buscar financiación en momentos de apuro, pero siempre de manera responsable.

Si se tienen ingresos regulares comprobables, ya sea de una nómina, una beca, una prestación o una pensión, se podrá estudiar cualquier solicitud sin coste y de manera online en poco tiempo.  De la misma manera, la respuesta se recibirá en poco tiempo sin que sea obligatoria la contratación si finalmente no se estima conveniente.

Es importante destacar que los tipos de interés pueden ser más altos que los que ofrecen los bancos, por lo que la propia empresa recomienda que se use solo si se trata de una necesidad real y no para un gasto suntuoso que se puede hacer perfectamente en otro momento.

Asimismo, se recomienda no solicitar la totalidad del dinero que se requiera, sino que el préstamo sólo sea parte del monto total necesario para afrontar el gasto y que nunca supere el 30/35% de los ingresos mensuales.

Quizás se plantee si este tipo de préstamos son seguros. La respuesta sencilla es que sí lo son, ya que las empresas que los ofrecen deben cumplir la legislación española y ser legalizada por un contrato en el que se indiquen con claridad las cláusulas.  Incluso tiene hasta 14 días para desistir del préstamo y si lo hace tan sólo tendría que pagar los intereses generados durante ese periodo de tiempo, sin mayores penalizaciones.

El coste en concreto de cada préstamo dependerá de lo que puedan ofrecer las webs oficiales a las que derivamos a los usuarios desde el portal. La confirmación de la contratación se realizará finalmente en las webs de los prestamistas.

Si finalmente se decide a solicitar su préstamo y éste es aceptado podrá contar con el dinero en 24 horas, aunque puede ser incluso en menos tiempo.

Los préstamos son algo serio, pero cuando se trata de una necesidad seria, son alternativas que pueden sacar de un apuro.

La demanda de circuitos turísticos