in

Aprender francés de manera individual y desde casa: Justlearn

Durante el confinamiento y hasta no se sabe cuándo, las clases presenciales no se podrán realizar o se llevarán a cabo en unas condiciones que no garantizan la consecución de los objetivos de aprendizaje.

Sin embargo, la necesidad de formación sigue estando latente y quizás ahora más que nunca, ya que en un futuro inmediato se prevé que vaya a haber un ajuste importante en la economía y vaya a haber la necesidad de ser más competitivo para mantener u obtener un puesto de trabajo.

Por lo anteriormente expuesto, el estudio de idiomas tiene que hacerse de una manera distinta y personalizada para conseguir los mejores resultados.  Por esto, Justlearn ofrece un sinfín de clases con tutores en francés, en inglés, en danés y en un montón de idiomas más.

Todos los tutores pasan por un proceso de verificación conducidos por el exigente equipo de Justlearn.  Sólo aquellos que aprueban el proceso pueden ser profesores y ofrecerse para dar clases personalizadas.  Los profesores se centran en las necesidades de los estudiantes en una clase uno-a-uno, por lo que se personaliza el nivel y los temas a estudiar.

La enseñanza personalizada no necesariamente tiene que ser costosa, aunque muchos piensen lo contrario.  La realidad es que el ahorro de costes se nota en el precio final a pagar por clase, haciéndola accesible para todo tipo de bolsillos. 

El proceso de uso de Justlearn es bastante sencillo

Comienza con la búsqueda del tutor que mejor se adecue a las necesidades del estudiante, quien navega a través de distintos perfiles hasta encontrar su profesor ideal.  Merece la pena indicar que los alumnos tienen una prueba gratis de 25 minutos para comprobar si su decisión ha sido la más adecuada.

Posteriormente, a través de un avanzado, pero sencillo sistema de reserva, profesor y alumno acuerdan el día y la hora de la clase.  A este sistema se le ha quitado toda la complejidad para que todo el esfuerzo se centre en las clases.

Una vez reservada la clase, tan sólo queda esperar el día para que la clase tenga lugar, algo que puede ser en cualquier sitio, ya que la interfaz de Justlearn se puede usar tanto en teléfono móvil como en un ordenador de sobremesa.

Justlearn ofrece un reembolso total si una clase no cumple las expectativas de los alumnos.  También se ofrecerá la posibilidad de tomar clases sustituyendo al profesor.

Lo que resulta claro es que la educación será un valor que se va a quedar para siempre en las personas y que las ayudará a ser más competitivas en un momento en que sea necesario destacar frente al resto.

La demanda de circuitos turísticos