in

¿CÓMO PONERLE SOLUCIÓN A LA INCONTINENCIA URINARIA?

La incontinencia urinaria es una pérdida involuntaria de orina que se produce al realizar algún tipo de esfuerzo, durante la actividad física, al toser, al estornudar e incluso al reír, aunque parezca extraño, la incontinencia urinaria en mujeres es un problema muy común.

¿Por qué ocurre la incontinencia urinaria femenina?

Con el paso de los años, la capacidad del organismo para producir colágeno disminuye, de manera que los signos de envejecimiento no solo aparecen a nivel externo, sino también en órganos internos como la vagina. Por ello, la causa principal de la incontinencia urinaria es la pérdida de elasticidad de los músculos de la cavidad pélvica.

¿Cuáles pueden ser las causas de la incontinencia urinaria?

  • Recuperación postparto: el riesgo de incontinencia urinaria se duplica después un embarazo. Las mujeres que tienen más de un parto deben tener en cuenta que las alteraciones del suelo pélvico se disparan, lo que acentuará este problema.
  • Hiperlaxitud vaginal: el síndrome de relajación vaginal o de hiperlaxitud vaginal sintomática se produce por una pérdida de la elasticidad vaginal, con sensación de escaso cierre vaginal, lo que puede dar lugar a incontinencia de orina.
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo leve: es el más frecuente entre las mujeres, incluso en mujeres jóvenes. Toser, reír, estornudar o hacer deporte son actividades que provocan pérdidas involuntarias de orina en mujeres que sufren incontinencia de orina de esfuerzo. El estreñimiento y actividades cada vez más extendidas como el running o el crossfit también lo favorecen.

La solución es el LÁSER GINECOLÓGICO

Con el calor del láser ginecológico se promueve la formación de colágeno y su remodelación en la mucosa vaginal. Al aumentar el grosor de la pared anterior de la vagina, se refuerza la uretra y se restablece el control urinario normal.

Pero, ¿qué es exactamente el láser ginecológico?

El tratamiento láser para incontinencia urinaria es una técnica que, mediante la aplicación de calor en las paredes de la vagina, consigue aumentar el tono y la firmeza de los tejidos vaginales al estimular la producción de colágeno, es decir, favorece la recuperación de elasticidad de los músculos.

El láser vaginal es indoloro, no invasivo y de sencilla aplicación, por lo que no requiere cuidados postoperatorios y permite recuperar la rutina diaria de forma inmediata. Además, a diferencia de las intervenciones quirúrgicas, no existen incisiones, ni cortes, suturas o sangrados, y tampoco es necesario tomar analgésicos ni antibióticos tras el procedimiento. ¡Olvídate de hospitales!

La duración del tratamiento para incontinencia urinaria depende de cada mujer y del estado en el que se encuentren sus músculos pélvicos. Pero, por lo general, en tres o cuatro sesiones de láser ginecológico se consigue un rejuvenecimiento vaginal, lo que se traduce en volver a realizar cualquier actividad o acto reflejo sin tener ese miedo de que se te escape la orina.

Además, al rejuvenecer los tejidos vaginales también se recupera la funcionalidad que van perdiendo con los años y esto repercute en tus relaciones de pareja (molestias, sequedad vaginal,…) y por consiguiente en tu calidad de vida.

En Alborada Centro Ginecológico te animamos a despedirte de la incontinencia urinaria gracias al láser ginecológico, ¡vuelve a disfrutar en todos y cada uno de los momentos de tu vida!

GINECOLOGÍA, OBSTETRICIA, FISIOTERAPIA SUELO PÉLVICO, CIRUGÍA GINECOLÓGICA, LASER GINECOLÓGICO

Deja un comentario

¿DIVERSIDAD FUNCIONAL? SON NIÑOS ÚNICOS

Funcionaria de la CONAVI coludida en corrupción