in

El juicio a los ‘Ángeles del Infierno’ queda visto para sentencia: “No somos una organización delincuente”
elconfidencialdigital.com

El supuesto cabecilla defiende a la banda: “Somos el único club de moteros en el planeta que tiene como base una estructura democrática”

MADRID, diez (EUROPA PRESS)

El juicio en la Audiencia Nacional contra la rama de los ‘Ángeles del Infierno’ asentada en Mallorca ha quedado este viernes visto para sentencia un par de semanas tras su arranque y con una defensa cerrada por parte del supuesto cabecilla de la banda, Frank Hanebuth, de la integridad del grupo.

“No somos una organización delincuente. Somos el único club de moteros en el planeta que tiene como base una estructura democrática. Y eso quiere decir una persona un voto”, ha explicado durante el turno de última palabra, del que ha hecho uso al término de la vista oral, un derecho que no han usado el resto de primordiales acusados.

En esta línea, el supuesto líder de Ángeles del Infierno ha sido tajante. “No tenemos ningún presidente mundial, ni en Europa ni en ningún país. Cada capítulo es independiente, y cada presidente representa a todo el capítulo”, ha zanjado.

A lo largo de esta última sesión del juicio, el fiscal anticorrupción José Grinda ha defendido que los delitos recogidos en el escrito de acusación se apoyan en los informes policiales aportados y en las conversaciones telefónicas intervenidas a los distintos acusados.

Este viernes, una vez concluida la fase de testificales, se ha centrado en la exposición de los informes de las distintas partes, el primero en hacerlo ha sido el Ministerio Público que ha hecho especial hincapié en defender la acusación por organización criminal para los imputados, y ha apuntado que aunque los miembros de Ángeles del Infierno se hubieran constituido como asociación –algo que ha negado– hubiese sido indiferente porque habría sido utilizada “como tapadera para cometer delitos”.

Así, la Fiscalía defiende que de lo investigado “se establecen elementos de organización criminal” y apunta que esta era independiente de otras ramas de los Ángeles del Infierno de Barna o Valencia y que procuraban la “clandestinidad” de este ‘capítulo’ –subgrupo–.

Por otra parte, ha sostenido que esa organización delincuente, delito que muchos de los encausados que han llegado a acuerdos con el Ministerio Público han aceptado, contaba con una “jerarquía absoluta” y “constante” a juzgar por lo recogido en diferentes intervenciones telefónicas. Y ha apuntado que uno de los primordiales acusados, Frank Hanebuth, estaba en la cúspide de exactamente la misma de la misma manera que otro de los procesados, Paul Engelke.

LAS INTERVENCIONES TELEFÓNICAS

Alén de la descripción de los delitos y de la participación de cada acusado –de los que no han llegado a pacto con la Fiscalía–, el Ministerio Público ha dedicado un buen tiempo a sostener que las intervenciones telefónicas que sostienen las acusaciones son lícitas y han de ser admitidas como fuente de prueba. Este extremo ha sido combatido con rotundidad por la defensa de otro de los primordiales acusados, el lugarteniente de Hanebuth, Abdelghani Youssafi.

Al hilo, y con pretensión de exponer su postura cara la decisión del tribunal sobre determinadas cuestiones anteriores planteadas por las defensas, el fiscal ha puesto el foco en que las intervenciones telefónicas no deberían declararse nulas por el mero hecho de que las transcripciones no hayan sido adveradas –no se haya probado la veracidad de un documento–. “No es preciso”, ha incidido.

Además de ese delito de organización delincuente, la Fiscalía ha ido saltando de delito en delito (coacciones, amenazas, tenencia ilegal de armas…) a lo largo de la exposición del informe, que se ha extendido por 3 horas más o menos. Con relación al delito de prostitución, el fiscal ha llegado a aseverar a lo largo del juicio que Yousafi controló hasta qué cirugías estéticas se hacían las mujeres que trabajaban en clubes por la banda, qué mínimo de ingresos debían lograr e incluso qué género de tatuaje debían hacerse.

En lo que se refiere a los agentes, policías locales y guardas civiles, imputados por colaborar con la banda de moteros en su implantación, el fiscal ha ido repasando los rastros que pesan sobre cada uno de ellos. Así, por servirnos de un ejemplo de Nicanor Góngora ha apuntado que “favorecía las actividades delictivas” de los Ángeles del Averno, y de Carlos Vallecillo que cooperó para parar una demanda. Sobre uno de los agentes de la Guardia Civil imputado, José Francisco Valenzuela, ha afirmado que participó en revelación de secretos por el hecho de que pasó información de bases policiales a terceros.

DENUNCIA UNA “CAUSA GENERAL”

La defensa de Hanebuth, por su lado, ha denunciado lo que considera “una causa general” en la que se ha imputado a su cliente del servicio únicamente por “pertenecer” a los Ángeles del Infierno. “No son una organización criminal. Debe haber habido pruebas de una jerarquización y que se hayan confabulado entre sí para la comisión de delitos. Y eso no ocurre”, ha sostenido.

En esta línea, su letrada ha criticado que se haya ubicado a Hanebuth como el “jefe de todos” y como el dirigente de la banda en Mallorca. ¿Es un jefe de la organización en Mallorca Pues no. Por el hecho de que el jefe debe tener cierta permanencia, no tanto jerárquica cuanto territorial”, ha sostenido, para agregar que el presunto líder del grupo debería estar sobre el terreno “vigilando el ganado”.

“Si es que no tenemos nada, no se ha acreditado. Estuvo ahí entre 2009 y 2010. A partir de ahí no hay asociación en Mallorca. Ese delito es de imposible comisión pues no había y pues los Ángeles no son una organización delictiva”, ha esgrimido la letrada.

Por otro lado, la representación de Hanebuth ha cargado contra las intervenciones telefónicas a la que Fiscalía ha aludido, precisamente, en la fase de informes. Y es que, ha apuntado, “ni siquiera teniendo en cuenta que fueran válidas” hay una charla en la que el acusado “haya dado una sola orden a absolutamente nadie”.

“Todas las conversaciones son ‘voy a charlar con fulano y después se lo vamos a preguntar’. Pero* ¿y la voz de mi cliente dando una orden de forma violenta como parecían dar a entender? No hay ni una”, ha insistido la abogada, que ha cargado contra la prueba presentada. “Tenemos una verborrea tremenda”, ha denunciado.

En suma, la letrada ha concluido que no hay “ninguna” prueba a fin de que el tribunal condene a Hanebuth por los delitos de los que se le acusan. “No hay delito de pertenencia, de blanqueo de capitales, no hay dinero en B, no hay amenazas y la tenencia ilegal de armas es como si viésemos en cheles pareaos: no se ha acreditado”, ha apostillado.

LA RAMA DE MALLORCA

Cabe rememorar que la Fiscalía Anticorrupción presentó su escrito de acusación en enero de 2019 dirigiéndose contra cuarenta y siete personas físicas y otras tres jurídicas por 16 cargos que lanzaban un saldo conjunto de 298 años y medio de cárcel. Cifra que con las rebajas que han supuesto las conformidades se ha visto considerablemente reducida.

El auto de procesamiento dictado en su día por el juez instructor Eloy Velasco situaba a la cabeza de la organización a Frank Hanebuth –al que la Fiscalía identifica por las escuchas como ‘el largo’–, hasta ese momento líder del grupo en Hannover y considerado como uno de los primordiales líderes de los ‘Hells Angels’ en Europa.

Conforme el fiscal, los miembros de la banda están implicados en delitos graves, que en este caso se han traducido en acusaciones por organización criminal, blanqueo de capitales, tráfico de drogas, detención ilegal, posesión ilegal de armas, prostitución, amenazas, coacciones, extorsión, falsedad reportaje, encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos, violación de secretos y cohecho.

Deja una respuesta

Fuente AP: Trump team turns over items marked as classified

Fuente AP: Trump team turns over items marked as classified

El BCE acepta que las subidas de los modelos de interés no están bajando la inflación, pero amenaza con más incrementos

El BCE acepta que las subidas de los modelos de interés no están bajando la inflación, pero amenaza con más incrementos
eldiario.es