in

El tuit de Iker Casillas “Soy gay”: Por qué no fue un asunto de risa

Durante un par de horas del domingo al mediodía, Iker Casillas fue el futbolista gay más famoso del mundo.

Hasta que, por supuesto, dejó de serlo.

‘Espero que me respetéis: Soy gay”, decía un tuit de la cuenta del ex portero del Real Madrid y de España.

Esas palabras representaron, al menos a primera vista, un momento decisivo para el fútbol.

Si hubieran sido ciertas, Casillas habría sido el jugador masculino más importante en abrirse sobre su sexualidad, en un deporte en el que el número de modelos masculinos que salen del armario todavía se puede contar con los dedos de un par de guantes de portero.

Pero entre todas las respuestas de apoyo a la supuesta salida del armario de Casillas, había una señal reveladora de que las cosas no eran lo que parecían.

“Es hora de contar nuestra historia, Iker”, dijo Carles Puyol, antiguo compañero de Casillas en la selección española, firmando su respuesta con un emoji de un beso.

Y, al final, Casillas no iba a salir del armario en absoluto.

Dos horas después de que se publicara el post “Respétame: Soy gay”, Casillas lo borró, y lo sustituyó por un nuevo tuit, en el que afirmaba que había sido hackeado pero que ahora todo estaba “en orden”.

¿Y Puyol?

También borró su mensaje original.

“Me he equivocado”, tuiteó Puyol en señal de disculpa, “perdón por una broma torpe sin mala intención”.

Pero, independientemente de la intención del campeón del mundo y de la Eurocopa, la reacción en Internet fue fuerte y severa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ronnie

El niño autista de 12 años quería ser amigo de los “bullies”: casi le cuesta la vida

shakira

Shakira ha anunciado la fecha de lanzamiento de su nuevo single “Monotonía”, protagonizado por Ozuna