in

Elogio del detractor
elpais.com

¿Existió alguna vez un espécimen humano exento de detractores a pesar de haber tenido la fortuna o la desgracia de sobresalir por sus méritos? Sigue sin publicarse la biografía de un individuo festejado de manera unánime en su tiempo y después. Ni los más grandes (Cervantes, Mozart, Caravaggio) se libraron de percibir vituperios. No confundamos al detractor con el crítico. El crítico despacha la tarea, tasa quizá en negativo, cobra sus honorarios y se va. El opositor está dispuesto a practicar la ojeriza sin coste, disfrazándose, si la ocasión lo requiere, de crítico con derecho o no a emolumentos; pero lo característico de él es que no se va, sino que hace guarda permanente en acecho de su detestado, trasladando su hostilidad aun al plano privado.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Asalto a la democracia en Brasil: cómo hemos llegado hasta aquí

Asalto a la democracia en Brasil: cómo hemos llegado hasta aquí
elmundo.es

El Gobierno estrena la anhelada prestación por desempleo amoldada a la intermitencia del trabajo cultural

El Gobierno estrena la anhelada prestación por desempleo amoldada a la intermitencia del trabajo cultural
elpais.com