in

Un estudio escocés arroja luz sobre las repercusiones del Long COVID

Las mujeres, los ancianos y las personas de comunidades económicamente desfavorecidas corren mayor riesgo

Puede que no contenga grandes sorpresas, pero un reciente estudio escocés a gran escala “aporta poderosas pruebas” de que la COVID prolongada es un importante problema de salud pública, y lo hace de forma más rigurosa y amplia que los estudios anteriores, según el Washington Post. Al informar de los resultados iniciales del estudio nacional Covid de Escocia, publicados el miércoles en Nature Communications, los investigadores señalaron en primer lugar que su metaanálisis de 63 estudios sobre la COVID prolongada sólo encontró dos que tuvieran más de 1.000 participantes: uno de una cohorte de hospitalizados y el otro de una cohorte de trabajadores sanitarios que experimentaron infecciones leves. Este estudio era de ámbito nacional y contaba con unos 100.000 participantes, de los cuales aproximadamente un tercio tenía infecciones por COVID confirmadas por laboratorio.

Los investigadores descubrieron que 1 de cada 20 personas infectadas no se había recuperado totalmente entre 6 y 18 meses después de la infección, y que el 42% sólo se sentía “algo mejor”. Las mujeres, los ancianos y las personas de comunidades económicamente desfavorecidas tenían más probabilidades de sufrir Long COVID, junto con cualquier persona que estuviera lo suficientemente enferma como para ser hospitalizada por una infección de COVID. El grupo de control del estudio, formado por 62.957 personas nunca infectadas, ayudó a los investigadores a determinar qué síntomas estaban relacionados con la COVID en contraposición a otros problemas de salud comunes en la población general.

Los investigadores descubrieron que los síntomas más comunes del COVID son la falta de aire, las palpitaciones, el dolor de pecho y la “niebla cerebral”. Las vacunas parecen proporcionar cierta protección, y las personas con casos asintomáticos eran menos propensas a sufrir los efectos de Long COVID, pero algunas siguen sufriendo. Un experto del Mt. Sinai dijo al Post que el estudio muestra “que deberíamos estar extremadamente preocupados por las cifras actuales de infecciones agudas”, porque significa que probablemente muchas más personas se verán afectadas por la COVID prolongada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meta Quest Pro

Las gafas de Realidad Virtual de Meta tienen un precio bastante elevado

Móvil en la cama

Consejo: por qué NUNCA debes cargar tu teléfono móvil en la cama