in

Leonor fue la protagonista de la Fiesta Nacional hasta por algún fallo
elconfidencialdigital.com

  1. Uniforme de Tierra
  2. No se quitó el guante
  3. Don Felipe, atento
  4. Homenaje a los caídos
  5. No se cambió de ropa
  6. “Estoy contentísima”
  7. Conversaciones en conjuntos
El rey Felipe y la princesa Leonor rinden homenaje a los caídos (Foto: Casa de S.M. el Rey).
El rey Felipe y la princesa Leonor rinden homenaje a los caídos (Foto: Casa de S.M. el Rey).

La princesa Leonor fue la protagonista en la celebración de la Fiesta Nacional ayer, tanto a lo largo del desfile en La Castellana como, después, en la recepción celebrada en el Palacio Real a los más de dos mil invitados.

La heredera llegó a la Plaza de Neptuno, donde este año se había colocado la tribuna presidencial, en un vehículo de la Casa del Rey que circulaba tras el Rolls Royce con los reyes, y que lucía el pendón azul de princesa de Asturias.

Uniforme de Tierra

Con el pelo recogido y un moño en la nuca, Leonor vestía uniforme de gala del Ejército de Tierra, con la boina grancé de cadete de la Academia General Militar, y luciendo en la corbata el Toisón de Oro que el rey le entregó con motivo de su cincuenta cumpleaños. 

En la hombrera, cordones dorados de pupila de segundo, el curso al que se ha incorporado tras la jura de bandera.

Precisamente los alumnos de segundo de la Academia desfilaron poco después por La Castellana, un instante especialmente significativo para Leonor. Según fuentes militares, la princesa no les acompañaba porque, dado el escaso tiempo de instrucción que ha recibido, “le falta entrenamiento”.

No se quitó el guante

La presencia de Leonor fue recibida con aplausos por parte de las personas que proseguían los actos en la calle, incluyendo vivas a su persona y algún grito de “guapa”.

Nada más llegar a la Plaza de Neptuno, la princesa acompañó a sus padres en el saludo a las autoridades, comenzando por el presidente del Gobierno. Y acá se generó una de las anécdotas de los actos: un pequeño fallo de Leonor. Como marcan las reglas, el rey se quitó el guante de la mano derecha, para estrechar la mano a las autoridades, mas tal y como se aprecia en las imágenes, la princesa no lo hizo con su guante blanco.

Según ha sabido Confidencial Digital, su padre le llamó la atención poco después.

Don Felipe, atento

En diferentes momentos se vio a don Felipe estar pendiente de su hija, en lo que ha sido el primer gran acto militar en el que ella ha tenido protagonismo. 

Por ejemplo, en el primer himno del país que se interpretó, se apreció de qué forma, al comenzar los acordes, el rey miraba de reojo a Leonor para revisar que lo escuchaba en situación de firmes y con el saludo de la mano en la frente.

En la tribuna primordial, los gestos de complicidad de Leonor con su padre fueron incesantes, lo mismo que con su madre. La princesa prosiguió con mucha atención el desfile aéreo, lo mismo que el terrestre.

Con alguna frecuencia, repasaba detalles del uniforme para comprobar que estaban correctamente, por ejemplo, el cinturón.

Homenaje a los caídos

En el momento del himno “La muerte no es el final”, como es habitual, se vio a don Felipe cantándolo, mas igualmente a Leonor, que ya lo entonó en público el día de la jura de bandera en Zaragoza. Otras personas que cantaron fueron la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el de Interior, Grande-Marlaska.

Una de las novedades de este año fue que el rey no realizó en solitario el homenaje a los caídos y la colocación de la corona de lauro al pie de la bandera de España, sino le acompañó la princesa, que quedó unos pasos por detrás.

No se cambió de ropa

La Princesa de Asturias se estrenó asimismo en el besamanos en el Palacio Real, especialmente largo este año por la asistencia de más de dos mil invitados.

Como es habitual, el rey se cambió de ropa, dejando el uniforme del Ejército del Aire que había lucido en el acto castrense, no así en el caso de Leonor, que prosiguió con el uniforme de gala del Ejército de Tierra, tanto a lo largo del besamanos como después, en el saludo posterior a los conjuntos de invitados.

“Estoy contentísima”

Durante el besamanos, a la princesa se le vio sonriente y relajada. No pocos de los convidados le dirigieron alguna palabra al estrechar su mano, habitualmente de enhorabuena.

Varios compañeros de Leonor asistieron a la recepción en el Palacio Real, y por ende saludaron al final del besamanos. Su presencia pareció asombrar a Leonor, y al saludar a los reyes Felipe VI y Letizia hubo sonrisas y carcajadas de la Familia Real, protagonizando uno de los instantes más humanos de la celebración.

Conversaciones en grupos

Al concluir los saludos, los reyes y Leonor departieron informalmente durante el vino de honor con diferentes grupos de asistentes. Hubo cierta competencia entre ellos por acercarse a los miembros de la familia real para poder saludarles.

Doña Letizia fue ‘conduciendo’ a su hija de un corrillo a otro, incluso llevándola con la mano en su espalda. En esos ratos, el protagonismo de la conversación correspondió sobre todo a la reina, mientras que la princesa escuchaba sonriente.

Ante un grupo de periodistas, preguntaron a Leonor algunos detalles sobre la estancia en la Academia de Zaragoza, a lo que la princesa iba respondiendo “todo bien”, “todo bien”. Hasta el momento en que su madre recordó que también “había sido duro en algunos momentos”, y entonces Leonor aludió, concretamente, a la hora muy temprana en que deben levantarse cuando suena diana.

A modo de resumen de los sucesos que vive, y específicamente de su presencia en la Fiesta Nacional, la princesa comentó: “Estoy muy contenta”.

Otro de los momentos anecdóticos que protagonizó Leonor fue acercarse ella a saludar a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, uno de los padres de la Constitución.

Los reyes y la princesa de Asturias saludan a los convidados a la recepción en el Palacio Real de la capital española (Foto: Casa de S.M. el Rey).
Los reyes y la princesa de Asturias saludan a los convidados a la recepción en el Palacio Real de la capital española (Foto: Casa de S.M. el Rey).

Deja una respuesta

Israel golpea a la élite de Hamás y agrava el bloqueo en Gaza

Israel golpea a la élite de Hamás y agrava el bloqueo en Gaza
elpais.com

Muere el crítico de cine Carlos Pumares, recordado por su 'Polvo de estrellas'

Muere el crítico de cine Carlos Pumares, recordado por su ‘Polvo de estrellas’
lavanguardia.com