in

Los eurodiputados pasan frío en Bruselas: el Parlamento no enciende la calefacción desde octubre
elconfidencialdigital.com

El Parlamento Europeo encomendó el pasado 3 de octubre a los servicios legislativos responsables que evaluaran y, por ende, implementaran medidas auxiliares para ahorrar energía, según informa a ECD el equipo asesor del eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas. 

La primera “obligación” fue ajustar la configuración de la temperatura en las oficinas a no más de diecinueve grados, aunque como explica un trabajador del Parlamento Europeo, “eso es lo que afirma la versión oficial, no se hace así”. 

“Lo que sale del aire es una corriente fría”, comenta el joven, que destaca que muchos empleados, y ciertos eurodiputados, se han constipado en diciembre por las bajas temperaturas. Por esta razón, se ha convertido en algo frecuente ver radiadores o calefactores de enchufe en los despachos individuales. 

Adicionalmente, desde el jueves por la noche hasta el lunes por la mañana, y en periodo de vacaciones, se apaga la calefacción “para dejar que la construcción alcance una temperatura mínima fija en invierno”, remite el conjunto del eurodiputado Cañas. 

No obstante, como confirman fuentes del Europarlamento, “el frío se nota por ciertas zonas en las que no hay calefacción, aunque se puede aguantar”. 

La Eurocámara apaga la luz de los pasillos

El Parlamento Europeo comentó de forma interna a todos sus trabajadores que iban a reducir los niveles de luz dentro de las edificaciones, toda vez que fuera posible, teniendo presente los requisitos mínimos legales y las consideraciones de seguridad y protección. 

Sin embargo, trabajadores de la Eurocámara confiesan a Confidencial Digital que los corredores que conducen a los despachos individuales están oscuros. 

“Se nota que ha disminuido el uso de la luz pues al cruzar la puerta y salir al pasillo, está todo considerablemente más oscuro”, explican, a la par que afirman que “en las zonas primordiales, lógicamente, no se aprecia tanto”. 

De cara al verano, el aire acondicionado no va a poder estar por debajo de los 25 grados. Además de esto, se aplicará exactamente el mismo criterio que para este invierno, o sea, corte de luz y aire desde el jueves de noche hasta el lunes por la mañana a fin de que en los edificios se alcance una temperatura máxima fija. 

La Cámara Europea asimismo ha reducido la iluminación de las testeras de los 27 edificios que tiene repartidos por Estrasburgo, Luxemburgo y Bruselas.

Una llamada a los cuestores

Los empleados del Parlamento Europeo han mostrado su descontento interiormente y solicitan a los cuestores “que tomen las medidas técnicas necesarias para garantizar una temperatura adecuada en el sitio de trabajo”.

El cuestor es un cargo público europeo encargado de los asuntos administrativos y económicos de los eurodiputados. En suma hay 5 cuestores, entre los que se encuentra Anne Sander, que forman parte de la Mesa del Parlamento Europeo, junto con la presidente, Roberta Metsola, y catorce vicepresidentes.

Los trabajadores son conscientes de que hay que ahorrar energía, tanto ya antes como después del ataque militar de Rusia contra Ucrania, aunque consideran que el Parlamento Europeo no está garantizando “un confort térmico” conveniente en sus instalaciones de Bruselas y Estrasburgo.

 

Deja una respuesta

Globos de Oro 2023: todos y cada uno de los looks de la alfombra roja

Globos de Oro 2023: todos y cada uno de los looks de la alfombra roja
lavanguardia.com

LGTBIQA+… ¿Progresistas?

LGTBIQA+… ¿Progresistas?
elconfidencialdigital.com