in

Los Globos de Oro vuelven a la televisión, pero ¿son suficientes las reformas?

FILE – Carteles sobre la alfombra roja de la 77 edición de los Globos de Oro el 5 de enero de 2020, en Beverly Hills, California. La 80ª edición de los Globos de Oro tendrá lugar el martes 10 de enero. (Foto de Jordan Strauss/Invision/AP, Archivo)

En los premios de Palm Springs, estrellas como Michelle Williams, Jamie Lee Curtis y Seth Rogen explican por qué estarán este año en los Globos de Oro a pesar de la polémica en torno al evento, mientras que Brendan Fraser reafirma que no irá. (6 Ene)

NEVA YORK (Informa AP) – Sin programa de televisión, alfombra roja estelar, anfitrión, prensa o incluso una transmisión en vivo, los premios Globo de Oro fueron un caos el año pasado después de que estallara el escándalo por la falta de diversidad, acusaciones de sexismo y fallas éticas y financieras entre los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Antes conocida como la fiesta más grande y bulliciosa de Hollywood, que atraía regularmente a 18 millones de telespectadores, la entrega de estatuillas se redujo a un evento privado de 90 minutos sin la presencia de famosos en el hotel Beverly Hilton.

Los ganadores se anunciaron en Twitter, a menudo sin especificar por qué proyecto había ganado realmente cada persona.

Qué diferencia puede hacer un año.

Después de deshacerse de la retransmisión tras una perjudicial revelación de Los Angeles Times, la NBC volverá a emitir el martes los maltrechos Globos, de 80 años de antigüedad, en virtud de un acuerdo de un año, a diferencia de los contratos plurianuales del pasado por valor de decenas de millones de dólares.

Una oleada de celebridades planean asistir, junto con presentadores estrella y el gracioso anfitrión Jerrod Carmichael después de que los asediados controladores de los Globos se metieran de lleno en el trabajo de implementar reformas de arriba abajo.

Ahora hay un estricto código de conducta, estatutos renovados, prohibición de regalos y nuevas normas sobre la aceptación de viajes y otras prebendas de la industria. Se han eliminado las polémicas conferencias de prensa y se ha ampliado el grupo de votantes de los premios más allá de los 87 periodistas extranjeros con sede en Los Ángeles que antes gobernaban la organización.

Hub peek embed (apf-TV) – Compressed layout (automatic embed)

Pero, ¿están satisfechos con los cambios los poderosos publicistas, estudios y otras partes interesadas que boicotearon en protesta?

“Esto, de lejos, no ha terminado”, dijo la periodista alemana Helen Hoehne, que asumió la presidencia de la HFPA hace un año y medio. “Siempre dijimos cuando empezamos este viaje que sería continuo y que llevaría algún tiempo”.

Kelly Bush Novak, consejera delegada y fundadora de la firma de relaciones públicas ID, dijo que hay que hacer más, pero apoya los pasos dados hasta ahora.

“Nos unimos… para asegurar el futuro de los Globos, en sintonía con nuestra cultura y nuestros valores compartidos como industria, y vemos un progreso encomiable y sísmico”, dijo. “Soy optimista de que el trabajo continuará”

Aún así, Novak reconoció que no todas las partes interesadas están a bordo antes de la emisión del martes, a pesar de los cambios radicales destinados a restaurar el brillo de los Globos.

El año pasado, publicistas como Novak se unieron para luchar contra la HFPA, y estudios como Netflix y WarnerMedia cortaron lazos con la organización después de que LA Times planteara cuestiones sobre corrupción y una serie de prejuicios sobre raza y orientación sexual.

Ninguno de los 87 miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood era negro y el grupo no había tenido un miembro negro desde al menos 2002.

Ahora, tras un esfuerzo por aumentar y diversificar sus filas, 199 personas deciden quién se lleva un Globo, una mezcla de 96 miembros de la HFPA y forasteros de otros países traídos para diluir el poder de la vieja guardia. La elegibilidad de los miembros se amplió de Los Ángeles a cualquier lugar de Estados Unidos.

De cara a la retransmisión, el 52% de los votantes de los Globos son mujeres, y el 51,8% son racial y étnicamente diversos, incluyendo un 19,6% de latinos, un 12,1% de asiáticos, un 10,1% de negros y un 10,1% de Oriente Medio. Entre los votantes también hay personas LGBTQIA+. En total, 62 países están representados.

El Consejo de Administración se amplió de nueve a 15 e incluye tres miembros negros, dos de los cuales votan sobre las normas y otros asuntos, pero no sobre los premios. En total, la organización cuenta ahora con seis miembros negros de la HFPA y 14 votantes internacionales negros de los Globos que no son miembros.

Tal vez el cambio más significativo: Los Globos fueron comprados por el multimillonario Todd Boehly, que también es dueño del Beverly Hilton, de la productora de los Globos Dick Clark Productions y del equipo de fútbol Chelsea. Boehly va a cambiar el estatus fundacional de la organización sin ánimo de lucro por un modelo con ánimo de lucro, pendiente de la aprobación del fiscal general de California. Tiene previsto preservar la labor benéfica de la HFPA con una entidad sin ánimo de lucro separada.

Se abrió una línea directa gestionada por dos bufetes de abogados independientes, con quejas investigadas por personas externas. Se ha contratado a un jefe de diversidad y se ha puesto en marcha una formación obligatoria sobre sensibilidad racial, acoso sexual y orientación sexual, obligatoria para cualquier miembro de la HFPA que vote en los Globos.

Michelle Williams, nominada por su papel en “The Fabelmans”, se encuentra entre las decenas de estrellas que tienen previsto asistir el martes.

“Me da la sensación de que la comunidad en su conjunto ha decidido que esta organización ha hecho un gran esfuerzo para reformarse y que podemos apoyar el cambio, hacer que la gente rinda cuentas y apoyarles en su camino hacia una organización mejor”, dijo.

Añadió Judd Hirsch, nominado por la misma película: “Estaremos ahí. Les daremos otra oportunidad”

El abandono de las ruedas de prensa en el centro de las preguntas insensibles planteadas a los talentos que se sentían obligados a acudir ayudó a enfriar a algunos críticos, pero no a todos.

“No puedo hablar por todos. Puede que haya cierta reticencia a participar”, dijo Novak. “Debemos reconocer el pasado y nunca olvidaremos el daño causado. Manifestar un nuevo futuro lo requiere”.

Brendan Fraser, nominado por su interpretación en “La ballena”, no estará el martes. En 2018, Fraser dijo que fue manoseado por Philip Berk, un ex presidente de la HFPA que es de Sudáfrica.

Berk fue expulsado en 2021 tras llamar a Black Lives Matter “un movimiento de odio racista”

“Sólo espero que podamos recuperar su confianza con el tiempo”, dijo Hoehne sobre Fraser.

Lo mismo, dijo Hoehne, ocurre con Tom Cruise. El año pasado devolvió sus tres Globos de Oro en señal de protesta. Con una nominación a la mejor película por su esperada secuela “Top Gun: Maverick”, fue desairado como mejor actor este año.

Bajo el liderazgo de Boehly, los miembros de la HFPA ganarán 75.000 dólares al año como empleados suyos, frente a los actuales estipendios cercanos a los 5.000 dólares. Votarán las nominaciones y los ganadores de las películas y series de televisión que se presenten a los premios. Escribirán para el sitio web de la organización y organizarán otros proyectos, dijo el LA Times, citando un memorando confidencial de empleados que revisó.

Los 103 nuevos miembros sin derecho a voto reclutados con la ayuda de la Asociación Nacional de Periodistas Negros, la Asociación de Periodistas Asiático-Americanos y las organizaciones LGBTQIA+ no serán remunerados, estableciendo una estructura de dos niveles destinada a eliminar la mancha de la compensación financiera a medida que más nuevos reclutas se incorporan.

Las partes interesadas de la industria, indignadas, habían pedido que el cuerpo de votación general de los Globos fuera más cercano a 300. Otras reformas están destinadas a combatir la percepción de tráfico de influencias.

Como empleados eventuales remunerados, los miembros estarán sujetos a despido sin causa. Ahora deberán firmar cada año un código de conducta sobre el desempeño del trabajo, el decoro y el comportamiento ético.

El grupo, con 80 años de antigüedad, se había quedado estancado en sus costumbres, reconoció Hoehne.

“Necesitábamos cuestionar muchas cosas. Teníamos que revisar los estatutos y preguntarnos cómo podemos mejorarlos ¿Cómo podemos modernizar la asociación? Nunca lo habíamos hecho realmente y no lo habíamos abordado”, dijo.

Aunque la nueva estructura salarial aún no se ha aplicado, durante el último año la HFPA ha expulsado a varios miembros a los que acusaba de violar sus normas.

Uno fue acusado de falsificar firmas en documentos del Servicio de Impuestos Internos, otro caso estaba relacionado con el acoso sexual y un tercero con la fabricación de entrevistas que nunca se produjeron, según un portavoz de la HFPA.

El propio Boehly reconoció que el futuro es incierto.

“Yo también tengo pesadillas en las que no funciona, ¿sabes? Lo entiendo, no puedes convencer a toda la gente todo el tiempo de nada”, dijo a LA Times. “Sabemos que tenemos que añadir valor y sabemos que tenemos que ser parte de la solución.”

___

La periodista de Associated Press Krysta Fauria colaboró en la elaboración de este reportaje.

___

Sigue a Leanne Italie en Twitter en http://twitter.com/litalie

Deja una respuesta

La banca echa el freno al recorte de oficinas y descarta cierres masivos este año

La banca echa el freno al recorte de oficinas y descarta cierres masivos este año
cincodias.elpais.com

Irán ejecuta a otros 2 hombres detenidos en medio de protestas en todo el país

Irán ejecuta a otros 2 hombres detenidos en medio de protestas en todo el país
apnews.com