in

Pedro Sánchez ha ‘descubierto’ a los GEO de la Policía y los ha transformado en su unidad de seguridad preferida
elconfidencialdigital.com

Pedro Sánchez ha “descubierto” a los GEO, los miembros del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional, un cuerpo especializado, bien entrenado, que efectúa misiones en especial difíciles. Hasta el punto de que el presidente los ha transformado en su unidad policial de seguridad preferida.

Hay que rememorar que, cuando el PSOE ganó las elecciones de mil novecientos ochenta y dos y aceptó el Gobierno, tanto el ministro del Interior, José Barrionuevo, como el presidente, Felipe González, comentaron poco después que uno de sus “descubrimientos” había sido la Guardia Civil.

La pasada primavera, Pedro Sánchez viajó a Kiev para entrevistarse con Volodimir Zelenski, en plena crisis por la invasión protagonizada por Rusia, y los responsables inmediatos de su seguridad personal fueron miembros de los GEO de paisano. 

En las fotos en Kiev se les pudo ver vestidos de paisano, con chaquetas que dejaban ocultos debajo los chalecos antibalas negros de la Policía Nacional, y armados con fusiles de asalto. 

El preferido del presidente 

Creado en 1978 y con acuartelamiento en la ciudad de Guadalajara, el Conjunto Singular de Operaciones acumula una dilatada ejecutoria. Interviene en tomas de rehenes, secuestros, detención de terroristas o delincuentes singularmente agresivos, y protegen las embajadas españolas en los países más peligrosos. 

Se despliegan ante actos públicos de singular relevancia, desde la apertura solemne de las Cortes Generales por el rey, hasta cumbres internacionales. Y se ha convertido en la unidad policial y de seguridad preferida de Pedro Sánchez, como se comprobó designándolos para su protección en el viaje a Ucrania. 

Evacuación de Kabul

En agosto de dos mil veintiuno, las Fuerzas Armadas españolas ejecutaron en Afganistán una compleja operación de evacuación de no combatientes, cuando los talibanes reconquistaron Kabul y miles y miles de afganos que habían cooperado con los militares occidentales procuraban huir del país para eludir represalias. 

Miembros del Ala treinta y cinco del Ejército del Aire, con aviones de transporte A400M, efectivos del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), operadores del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra y médicos militares, participaron en este despliegue, que logró sacar de Afganistán y llevar a España a más de dos mil doscientos afganos. 

Protección al embajador

Durante días, militares españoles tuvieron que mantener la seguridad en el aeropuerto de Kabul, en la mitad del caos de miles y miles de personas que trataban de huir. 

Se desplegaron automóviles para buscar y recoger en distintos puntos a los afganos que iban a ser evacuados a España, se debió comprobar sus identidades, atender las necesidades, custodia de mujeres embarazadas, de niños… 

En esas operaciones tuvieron un especial estrellato miembros de los GEO, en labores de protección de personas y en localización de quienes debían ser evacuados, a los que en algunos casos fueron a buscar a sus casas y escondites utilizando como vía el sistema de alcantarillas de la ciudad. 

Otros 18 agentes de la unidad de élite dieron apoyo en la frontera entre Ucrania y Polonia, a la evacuación en autobuses. El 24 y 25 de febrero, protegieron hasta la frontera dos convoyes con ciento cincuenta españoles, aparte del personal consular. 

Cumbre de la OTAN

En diciembre de dos mil veintiuno, 6 geos fueron enviados a Haití, para proteger la seguridad en la Embajada de España, ante la ola de los saqueos y enfrentamientos entre conjuntos armados, que se habían disparado, entre otros muchos motivos, por la escasez de comburente. 

Al igual que en otros acontecimientos de especial peligro, miembros del Conjunto Singular de Operaciones participaron, del 26 al treinta de junio, en el despliegue de seguridad que se montó con ocasión de la Cumbre de la OTAN festejada en la capital española. 

Los geos sobrevolaban la urbe en un helicóptero del Servicio de Medios Aéreos, en el marco del macro dispositivo que movilizó a seis mil quinientos policías nacionales y 2.400 guardias civiles, aparte de policías municipales y servicios de urgencias. 

Una visita al acuartelamiento

El interés de Pedro Sánchez por los GEO se concretó hace unos meses, cuando, en marzo, efectuó una detenida visita al acuartelamiento de la unidad, en Guadalajara, la primera que hacía, con el fin de conocer de primera mano los ejercicios y entrenamiento de ese cuerpo de élite. 

La estancia se extendió a lo largo de más de dos horas. Tras recibir a su llegada el bastón de mando y pasar revista de formación en la explanada principal de las instalaciones mientras que sonaba el himno, mantuvo una videoconferencia con algunos sus miembros que operaron en Ucrania, y presenció una exhibición de varias de sus intervenciones habituales, tanto en España como fuera del país. 

Entre los ejercicios, la detención de un autobús secuestrado en el que había rehenes, el acceso a una vivienda, un entrenamiento de buceadores para liberar a rehenes, un supuesto atentado a un embajador, y un accidente en un banco con rehenes y heridos. 

Dotación de medios

Una consecuencia del ‘aprecio’ que les tiene el presidente del Gobierno es que la unidad está siendo dotada de medios abundantes para el desempeño de sus misiones. 

Por ejemplo, en el mes de diciembre de 2021, los GEO recibieron un blindado BMR, un vehículo usado por el Ejército de Tierra que ya tenían los antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP), y que por servirnos de un ejemplo fue usado por la Policía Nacional en los altercados de Cádiz. Puede mejorar las capacidades del GEO para intervenir en situaciones singularmente peligrosas y en las que necesite resguardar a sus agentes hasta realizar un asalto, por ejemplo. 

Y adiestramientos especiales

En el mes de junio, semanas antes de la Cumbre de la OTAN, agentes del GEO se entrenaron con el Servicio Secreto de Joe Biden, con el Counter Assault Team, en unas instalaciones cerca de Washington. Dependiente del Departamento de Seguridad Nacional (el equivalente al Ministerio del Interior), el Servicio Secreto cuenta con 7.000 agentes. 

Una de sus misiones principales es resguardar la vida y la seguridad de los líderes del país. Forman la escolta del presidente y del vicepresidente, que tienen asignados de manera permanente agentes que les escoltan y forman la cápsula que les protege en todo momento

También se hacen cargo de la seguridad de los aspirantes en las campañas para las elecciones presidenciales, de los ex presidentes, de los familiares del presidente y del vicepresidente, y de los mandatarios extranjeros que visitan Estados Unidos

Una unidad táctica

Dentro del Servicio Secreto existe el denominado Counter Assault Team. Se trata de una unidad táctica cuya misión es reaccionar y repeler cualquier ataque contra la cápsula de seguridad que resguarda al presidente. No son los hombres de traje obscuro y corbata que escoltan a Joe Biden a pocos metros. 

Van vestidos con uniforme negro, chaleco antibalas y casco, y pertrechados con fusiles de asalto SR-dieciseis, armas cortas y granadas. Su misión es acorazar el perímetro alrededor del presidente y, por ejemplo, vigilar que no haya francotiradores cerca

En caso de ataque, son ellos quienes se ocuparían de reaccionar y contestar, mientras los escoltas protegen y tratan de sacar de allá al presidente. 

Centro de Maryland

Los miembros del GEO que viajaron a E.U. se adiestraron durante un par de semanas junto con efectivos del Counter Assault Team, en el James J. Rowley Training Center, un centro de formación y entrenamiento ubicado en Laurel, en el estado de Maryland, 20 millas al norte de la ciudad de Washington DC. 

Allí se forman los agentes del Servicio Secreto en el uso de armas, protección física de personalidades y acontecimientos, uso de la fuerza, supervivencia en el agua, medicina de urgencia… El sitio cuenta con instalaciones punteras para adiestrar con realismo las operaciones de protección a las que se dedican los miembros del servicio. 

Fuentes internas del cuerpo enmarcan este viaje en los intercambios formativos que el GEO mantiene con distintas fuerzas policiales (e incluso militares) de intervención de múltiples países

Con los marines

Tras el intercambio con el Servicio Secreto, asimismo efectuaron otro entrenamiento conjunto con fuerzas estadounidense. En este caso, el adiestramiento tuvo lugar en España, en la base del GEO en Guadalajara, con marines de Estados Unidos

La colaboración del GEO y los GOES de la Policía Nacional con el Cuerpo de Marines se remonta a dos mil dieciocho. Desde ese momento, se han festejado múltiples jornadas de cooperación y entrenamiento conjunto.

Deja una respuesta

¡Jessie J está embarazada!

¡Jessie J está embarazada!
eonline.com

Jessie J está embarazada un año después de sufrir un aborto espontáneo

Jessie J está embarazada un año después de sufrir un aborto espontáneo
eonline.com