in

¿Sabes cuál país le da el mejor uso a todo lo reciclable? Adivina.

Para darle un buen uso al plástico y disminuir el impacto ambiental es necesario ver lo que hacen países que llegan a niveles casi perfectos para usar los residuos reciclables. Suiza es un buen ejemplo de cómo todos están comprometidos con el medio ambiente y la disminución de la contaminación.

Imagínate que un día llega la policía a la puerta de tu casa y te dice que quiere revisar tu basura. Quiere ver si estás disponiendo bien de tus residuos reciclables y separándolos de los residuos no reciclables como se debe. Imagínate que pusiste una lata de cerveza en la misma bolsa de los residuos orgánicos, como pasa tantas veces con personas que creen que esto no afecta en nada la contaminación ambiental. Pues bien, en Suiza eso te implicaría una multa cercana a los 500 mil pesos colombianos o, incluso, dependiendo de la reincidencia, de dos días de cárcel.  Es tal el compromiso con el medio ambiente y lo estricto de las normas en ese país, que tirar la basura de vidrio un domingo en las canecas de reciclaje, es considerado ilegal pues el vidrio hace mucho ruido y puede generar otra multa por incomodar a los vecinos.  

Este país europeo es un ejemplo de cómo se debe separar la basura en la fuente antes de que llegue al centro de reciclaje y de cómo toda la población está comprometida con las 3r: reducir, reutilizar, reciclar. El reciclaje es un tema no solo de adultos, sino que también el reciclaje para niños en los colegios es obligatorio. En todos los medios de comunicación (prensa, radio, televisión), se transmite permanentemente cómo es el correcto reciclaje y se enseña cómo el vidrio reciclado, el plástico reciclado o el cartón reciclado, pueden derivar en otros productos.

Suiza recicla en promedio el 51% de los residuos que genera, pero, según la Oficina Federal de medio Ambiente (OFMA), tiene otros datos que son ejemplos de reciclaje y compromiso con el calentamiento global: el 96% del vidrio se recicla (casi todas las botellas se convierten en una nueva). El vidrio reciclado es muy importante porque implica el 25% menos de energía en la fabricación original.

Hablando de otros materiales, los índices son muy altos: el 91% de las latas de aluminio, el 86% de la hojalata y la chapa de acero, más del 80% del papel y el 83% del plástico. Además, según el mismo estudio, en el país que vio nacer a Roger Federer, se reciclan 128.000 toneladas de desechos eléctricos y electrónicos, 60.000 toneladas de ropa y calzados. Se estima que un suizo puede reciclar 345 kilos de desechos.

Todos deben depositar los desechos no reciclables en bolsas de 17 litros, 35 litros y 60 litros y por cada etiqueta en estas bolsas se debe usar una que cuesta un euro. Así, se busca usar la de mayor capacidad y que se disminuya el número de desechos no reciclables, que exista mayor conciencia del consumo y aumente el compromiso con el medio ambiente.

En procura de preservar el medio ambiente y disminuir la contaminación ambiental, lo que no se puede reciclar se usa como abono y se quema en modernos incineradores que producen energía para 250 mil hogares. Visto de otra manera: el 50% de los residuos se reciclan y el otro 50% se transforma en energía.  En Suiza, se disponen de canecas de reciclaje especiales para los CD, DVD, también para aceite usado y productos químicos. El cartón, por ejemplo, se recoge una vez cada dos semanas.

Otras de las curiosidades es que no todo el vidrio va en las mismas canecas de reciclaje: se separan por colores y esto permite que el reciclaje de vidrio sea más fácil. Las bolsas plásticas pueden tener un costo de 90 céntimos a 3 euros dependiendo del tamaño, y también los ciudadanos que más basura generen deben pagar más por la recolección de residuos y todo se controla con tarjetas magnéticas. Hay un día especial para recoger cada tipo residuo reciclable: un día el vidrio, un día el cartón y así sucesivamente… Hay 15 mil puntos de reciclaje en el país y cada ciudad tiene sus propios centros de compostaje.

Y, claro, volviendo al comienzo de este texto, si no hay un compromiso verdadero con el medio ambiente, la disminución de la contaminación ambiental y el calentamiento global, pues está la “policía de la basura” para que le recuerde a cada ciudadano su deber con el planeta. La misma gente pidió que se creara en 2012 y tienen licencia para abrir la basura de cada dueño. Ya sabes, por si un día te da por vivir en Suiza, el tema de las 3r: reducir, reutilizar y reciclar es más serio de lo que crees.

Deja un comentario

Startup tecnológica premia a sus trabajadores con un viaje a Mykonos

Todo lo que necesitas saber sobre el aceite de oliva