in

Tulio Capriles Mendoza, perseguido por corrupción y lavado de dinero

Tal y como recogen varios medios, entre ellos, Fortuneteller, Tulio Capriles Mendoza está en el centro de atención de toda Venezuela y el resto del mundo.

El empresario está recibiendo dinero de sobornos a los diputados.

De hecho, el venezolano está siendo investigado y perseguido por el departamento oficial de seguridad ICE (Immigration and Customs Enforcement) y por el FBI.

El otro investigado por la misma causa es Gianfranco Napolitano.

Tras numerosas sentencias, por parte de la Corte Suprema de la Justicia, ambos están vinculados a una labor deshonesta como testaferros de la operación política de dinero del diputado Luis Parra.

¿Quién es Tulio Capriles Mendoza?

El empresario proviene de una familia que ha sido propietaria de diarios y canales de televisión en Venezuela, principalmente en el estado de Aragua.

Tulio Capriles Mendoza es el actual director de El Siglo y CEO de Capriles Media

Desde joven, ha estado vinculado a la política, siendo viceministro de Información Pública de Venezuela, bajo Hugo Chávez.

Su función se basaba en la búsqueda de información sobre el presidente Chávez, proveniente de los oponentes chavistas.

Conocido como ‘Guillotina Tulio’, se encargaba de difundir propaganda positiva, en televisión, sobre el presidente.

A principios de 2000, Tulio Capriles Mendoza tuvo hasta 27 periódicos distribuidos por toda Venezuela.

Pero, su verdadera historia está rodeada de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico.

Las empresas suplidoras de equipos médicos de Tulio Capriles

El medio Seguros y Banca, publica la investigación, por parte de España, al empresario Tulio Capriles Mendoza.

Las irregularidades del venezolano, en Madrid, han llamado la atención de las autoridades de inteligencia española, ante el nexo con el ministro de petróleo chavista, Tareck El Aissami.

Capriles Mendoza, bajo la mirada de las autoridades federales de Estados Unidos

Según Aserne Venezuela, Tulio Capriles Mendoza ha sido señalado por estar incurso en casos de desfalcos, fraudes, ataques a los trabajadores de El Siglo, dilapidación de herencias, crímenes violentos, lavado de dinero, etc.

Igualmente, llama la atención su proximidad a Didalco Bolívar y Tareck El Aissami, ex gobernadores del estado de Aragua.

De hecho, este último fue acusado por operaciones de narcotráfico, por Estados Unidos.

Su nexo con estos y otros nombres, como el de su hermano, Manases Capriles, han causado que Tulio sea perseguido por narcotráfico.

Además, Tulio Capriles Mendoza está siendo investigado por otras actividades, sancionadas por la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros).

Los socios de Tulio Capriles Mendoza

Gianfranco Napolitano y Alberto Vollmer son dos de los socios más importantes de Tulio Capriles Mendoza, en sus actividades ilícitas.

Gianfranco Napolitano

Tulio Capriles Mendoza ha mantenido una relación muy estrecha con Gianfranco Napolitano quien pasó de ser un empresario modesto a convertirse en un magnate de los medios de comunicación.

Alberto Vollmer

Capriles Mendoza también ha sido socio de Alberto Vollmer, beneficiario de los dólares preferenciales de la desaparecida Comisión Nacional de Administración de Divisas (CADIVI).

Los tres formaban parte del círculo más cercano de Tareck El Aissami.

Tulio Capriles Mendoza, perseguido por el FBI 

Luis Parra, Tulio Capriles Mendoza y Gianfranco Napolitano están perseguidos por el FBI, por múltiples labores de extorsión, robos y expropiación.

El diputado Luis Parra se suma a las acusaciones de corrupción por explotación de recursos indebidos.

Por lo cual, ya ha sido denunciado por grupos ecologistas y activistas, por sus efectos sobre el medio ambiente.

Después de numerosas sentencias por parte del Tribunal Supremo, tanto Tulio Capriles como Gianfranco Napolitano siguen vinculados como testaferros de Luis Parra.

El abuso de poder de Tulio Capriles Mendoza y Didalco Bolívar

En 2007, se vivió en Aragua, uno de los casos más significantes de abuso de poder.

El medio, El Siglo, fue asaltado por 100 funcionarios de la Policía de Aragua.

Al mando de esta ‘operación’ se encontraba Didalco Bolívar, que quería vengarse del periódico que criticaba su gestión.  

Como aliado estaba Tulio Capriles Mendoza, heredero del medio y opositor al gobierno nacional, que por esta situación legal ha tratado de mantener una línea neutral, pero, a escondidas, organizaba campañas de candidatos opositores.

Basaron su cometido en el uso de poder y corrupción para manejar las leyes, a través de funcionarios sin escrúpulos, afectando a los intereses de terceros.

Los trabajadores denunciaron las arbitrariedades y explotación, por parte de Tulio Capriles Mendoza.

El capítulo más complejo se vivió con la agresión a un periodista, por parte de Tulio Capriles.

De hecho, el empresario venezolano solicitó ante un tribunal laboral la disolución del sindicato de periodistas.

Los actos de corrupción y lavado de dinero, iniciados, hace décadas, continúan, a día de hoy, con la asociación de diferentes figuras políticas.  

Más allá del campo de batalla: ¿qué podría ocurrir a raíz de la crisis entre Rusia y Ucrania?
nytimes.com

Comienza la VII edición del Máster en Marketing Digital semipresencial de ID Digital School y la UCJC
europapress.es