in

Una nueva noche de protestas en Ferraz se salda con diez detenidos y siete heridos, entre ellos un policía
elconfidencialdigital.com

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La Delegación del Gobierno en Madrid ha informado de que la última noche se ha saldado con al menos diez detenidos en las protestas en la sede del PSOE en Ferraz por la ley de amnistía, que ha concentrado a unos 4.000 manifestantes. Además, siete personas han resultado heridas por brechas, de las cuales una era policía nacional, que ha recibido asistencia médica por una contusión, según han confirmado a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid.

La Policía Nacional ha comenzado finalmente con la cargas a los manifestantes encapuchados más radicales que se encontraban en la primera fila, después de que hayan empezado a patear y volcar las vallas que protegían la sede socialista y continuara el lanzamiento de botellas de cristal y petardos a los agentes.

En esta ocasión la Policía Nacional ha dispersado a los asistentes más radicales con cargas cerca de la medianoche, el día que más se ha dilatado la protesta. Sobre las 22.10 horas, los extremistas que quedaban en primera fila vestidos de negro y con la cara tapada han comenzado a lanzar petardos y a encender bengalas. También un fuerte humo provocado por los convocantes ha hecho que se pierda la visibilidad en Ferraz, lo que ha obligado a la Policía a tomar posiciones y prepararse para cargar con el material antidisturbios.

La situación se ha complicado cuando los manifestantes han empezado a patalear y lanzar las vallas, desplazándolas hasta cuatro metros desde su ubicación original, y han lanzado también bengalas a los agentes, algunas de ellas incluso ha alcanzado a la prensa que se encontraba detrás de los furgones.

Una vez iniciadas las cargas policiales, los furgones y los antidisturbios comenzaban a discurrir por la calle Marqués de Urquijo, Princesa, y otras aledañas a Ferraz, por donde se han dispersado corriendo los asistentes. Un grupo de manifestantes reducidos ha hecho una sentada en mitad de la calle como protesta por las cargas y se ha vivido algún que otro enfrentamiento entre manifestantes violentos y la Policía.

La concentración de Ferraz se desplazó incluso hasta la céntrica calle Princesa, lo que obligó a la Policía Municipal a cortar el tráfico, y las cargas también se dirigieron por Alberto Aguilera y Gaztambide, donde llegaron a arder los contenedores ubicados en la vía pública.

Esta jornada ha reunido a 4.000 asistentes, el doble que la jornada del miércoles, cuando se produjeron 15 detenciones tras altercados similares con radicales que se concentraban en la primera fila lanzando objetos a la Policía y a la prensa.

La de esta noche ha sido la decimocuarta vez que se han concentrado en la sede del PSOE, para protestar por los pactos con los independentistas catalanes y la ley de amnistía, en la misma jornada en la que Pedro Sánchez ha sido reelegido presidente del Gobierno tras lograr la mayoría absoluta del Congreso.

PROTESTA PACÍFICA QUE DERIVA EN CARGAS

Como en las anteriores concentraciones, la gente ha comenzado a llegar sobre las 19.30 horas, después de una nueva convocatoria en redes sociales apoyada, entre otros, por dirigentes de Vox, que animan a la movilización permanente en las calles por los acuerdos de la investidura.

La decimocuarta tarde de protestas a Ferraz ha vuelvo a contar con asistentes de todas las edades, y mucha presencia de jóvenes, portando banderas de España y cánticos contra el presidente del Gobierno, en un ambiente pacífico al principio.

Sobre las 19.30 horas, la Policía Nacional ha comenzado a vallar y cortar el tráfico en Ferraz ante los asistentes que comenzaban a llegar, como viene siendo habitual, a la intersección con Marqués de Urquijo.

Además de las habituales banderas españolas, también se ha visto una enseña de la Comunidad de Madrid, alguna franquista y la estelada con un tachón. Entre los cánticos e insultos, se han escuchado los habituales contra Sánchez (‘No es un presidente, es un delincuente’), Puigdemont, el ministro Fernando Grande-Marlaska, y otros como ‘No somos ultra, somos españoles’ o ‘No es una sede es un puticlub’, además de numerosos ataques contra los medios de comunicación tachándolos de ‘prensa española manipuladora’.

También se han oído gritos contra la Policía Nacional -‘Está Policía defiende la amnistía’-; el Rey Felipe VI, a quien acusan de traidor y masón, y le reclaman en carteles “que se aleje del comunismo”; o el Partido Popular (‘Donde están, no se ven, los niñatos del PP’). En un momento dado también han exclamado conocer la autoría del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004 (‘¿Qué pasó el 11-M’) y se han lanzando proclamas contra la Carta Magna (‘La Constitución hunde la nación’).

En la primera fila de la concentración se han ido colocando integrantes del partido extremaparlamentario de extrema derecha Democracia Nacional con carteles de ‘Cataluña es España’. Por detrás también había un grupo de personas enarbolando banderas de ‘Revuelta’, la marca juvenil que apoya Vox.

A las 21.40 horas, la situación se ha tensado con el encendido de dos bengalas entre los asistentes y los antidisturbios se han colocado el casco protector.

Justo en esos minutos, también han empezado a arder varias esteladas y se ha iniciado el lanzamiento de latas y objetos a los agentes, a la vez que han comenzado a pedir que abandonaran la zona o les obligarían intervenir.

Deja una respuesta

El homenaje flamenco de Rosalía a Rocío Jurado que puso en pie al público de los Latin Grammy

El homenaje flamenco de Rosalía a Rocío Jurado que puso en pie al público de los Latin Grammy
elmundo.es

Más seguridad en el trabajo: las muertes caen un 16% respecto al año pasado
elpais.com